Noticias

Mantente informado

Nueva ley contra el desperdicio de alimentos

Nueva ley contra el desperdicio de alimentos

El Gobierno de España ha aprobado en primera instancia el proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario. Esta ley tiene como finalidad disminuir en la mayor medida posible el desperdicio de alimentos mediante varias medidas que afectarán, tanto a los distribuidores mayoristas, minoristas y familias.

 La ley constará de 15 artículos divididos en capítulos.



En cuanto al uso de esta Ley consideraremos como principal aplicación la donación de alimentos, que vendrá regida por:

  • Cuando se donen alimentos desde industria o comercio los alimentos deben estar en buen estado, ofreciendo la posibilidad de conservación a corto plazo sin que el producto se vea afectado y deteriorado.
  • Para poder realizar las donaciones, las empresas e industrias deben estar inscritas en convenios en los que se cumplan de manera efectiva las maniobras de recogida, transporte y recepción.
  • Tanto empresas como industrias están obligadas a garantizar la trazabilidad de los productos donados mediante un registro de entrada y salida.
  • En segundo orden se utilizarán los alimentos no vendidos tanto en industria como supermercado para el consumo animal mediante la creación de piensos o abonos dependiendo del caso.


Las obligaciones de cada uno de los agentes de la cadena agroalimentaria serán a su vez:

  • Una vez se cumpla la jerarquía para priorizar los alimentos, dentro de las empresas recolectoras se debe instruir al personal en cómo realizar correctamente la manipulación del alimento y su almacenamiento para no romper la cadena de frío.
  • Todas las empresas recolectoras deberán tener un lugar destinado al almacenamiento bajo condiciones favorables para el producto.
  • Los establecimientos destinados a la hostelería deberán ofrecer la posibilidad a que los clientes se lleven la comida a su domicilio sin un coste extra
  • Establecimientos educacionales y sanitarios que cuenten con servicio de catering o comedor deben contar con un programa de prevención de acuerdo a lo establecido por la ley.
  • Los distribuidores minoristas como comercios o supermercados deberán incentivar la compra de alimentos cercanos a la fecha de caducidad en una sección especifica, que supondrá para el cliente un ahorro frente al mismo producto fresco.


Este proyecto de ley tiene prevista la inclusión de un plan y unos resultados anuales para contrastar y comprobar su efectividad a lo largo del tiempo.

Régimen sancionador:

En cuanto a las multas económicas que puede recibir una empresa, se extienden en el marco comprendido entre los 6.000 y los 150.000 euros y  serán otorgadas por el incumplimiento de la jerarquía para los donantes, y una mala recepción y manipulación en caso de los receptores y distribuidores.

Esperamos que el artículo les sea de su interés, si así es, háganoslo saber en nuestras redes sociales o en la sección de comentarios web.

Gracias por su confianza.